Lacoste, el inventor del polo