Selecciona Tus Preferencias de Cookies

Utilizamos cookies y herramientas similares que son necesarias para permitirte comprar, mejorar tus experiencias de compra y proporcionar nuestros servicios, según se detalla en nuestro Aviso de cookies. También utilizamos estas cookies para entender cómo utilizan los clientes nuestros servicios (por ejemplo, mediante la medición de las visitas al sitio web) con el fin de poder realizar mejoras.

Si estás de acuerdo, también utilizaremos las cookies para complementar tu experiencia de compra en las tiendas de Amazon, tal y como se describe en nuestro Aviso de cookies. Esto incluye el uso de cookies propias y de terceros que almacenan o acceden a información estándar del dispositivo, como un identificador único. Estos terceros utilizan cookies para mostrar y medir anuncios personalizados, generar información sobre la audiencia, y desarrollar y mejorar los productos. Haz clic en “Personalizar cookies” para rechazar estas cookies, tomar decisiones más detalladas u obtener más información. Puedes cambiar de opinión en cualquier momento. Para ello, visita Preferencias de cookies, tal y como se describe en el Aviso de cookies. Para obtener más información sobre cómo y para qué fines Amazon utiliza la información personal (como el historial de pedidos de Amazon Store), visita nuestro Aviso de privacidad.

Personalizar cookies

Opinión del cliente

TOP 50 COMENTARISTASVOCES VINE
Revisado en España el 29 de junio de 2021
Sony ha diseñado los Pulse 3D como herederos de los auriculares Gold para PS4 y tomando el nombre de la gama Pulse de auriculares para PS3. Se pueden conectar de forma inalámbrica con el adaptador USB incluido a una PS4, PS5 o un PC y con el cable de sonido incluido a cualquier dispositivo con conector minijack de 3,5 mm. Es importante tener en cuenta que absolutamente todo el diseño y funcionalidad de estos auriculares está destinado a un único propósito: para jugar a la consola, específicamente PS5 aunque funcionen también en PS4. No soportan Bluetooth y, al contrario que versiones anteriores de los auriculares de Sony, no se pueden personalizar desde ninguna app. Ni siquiera incluyen una simple bolsa para guardarlos o se pliegan para guardarlos: Sony asume que su lugar natural es en la propia consola o en un cajón. Los únicos accesorios son el adaptador USB (referencia CFI-ZWD1), un cable de sonido y un cable de carga USB-C a USB-A.

Pesan 295 g y el ajuste lo realizan con una banda de goma. Toda la construcción del auricular es en plástico, aunque no cruje ni parece especialmente endeble. Las almohadillas no se pueden reemplazar tal cual, por lo que recomiendo encarecidamente que tras cada sesión de juego las limpies para evitar que se pelen. Son razonablemente cómodos para largas sesiones de juego y no aprietan ni siquiera en cabezas grandes como la mía pero las copas no cubren completamente la mayoría de las orejas y, por tanto, acaban resultando auriculares semiabiertos. No tengo claro que sea una desventaja: prefiero no perderme tanto en el juego como para no ser capaz de escuchar si me llaman, cuanto menos si tienes niños en casa pero si buscas buen aislamiento acústico, este modelo no es para ti. Si vas a usarlos con el PS VR, son igual de cómodos que la segunda revisión de los Gold y no estorban.

Los controles de los auriculares se realizan desde botones situados en la parte izquierda. Son un poco confusos: el encendido es un interruptor y está clara su función, un botón doble CHAT y GAME para subir el volumen de juegos o del chat de voz dejando la otra parte de sonido de fondo, el control de volumen, MUTE para silenciar el micrófono integrado y un botón MONITOR para escuchar nuestra propia voz captada por el micrófono. No son muy intuitivos y más de una vez querrás subir o bajar el volumen para confundirte y bajarle el volumen al juego. Para comprobar el nivel de batería, hay que pulsar los botones CHAT y VOL- e interpretar unos parpadeos. Es un sistema muy ortopédico, pero tranquilo: también comunican el nivel de batería en el menú de dispositivos y en el acceso rápido. Además, verás el control de volumen en la pantalla, así como el del botón MUTE. Eso sí: los auriculares no se apagan automáticamente con el sistema.

Pero lo realmente importante es el sonido. Utilizados como auriculares estéreo convencionales escuchando música, los Pulse 3D no impresionan en exceso. Tienen una fidelidad correcta en casi toda la gama de frecuencias, sin exagerar los graves pero cojeando un poco las frecuencias altas y, pese a ello, muy adecuados para jugar a videojuegos. Donde realmente brillan estos auriculares y justifican completamente su compra es en dos aspectos: latencia de sonido utilizándolos con el adaptador USB, que es imperceptible a todos los efectos y su rendimiento en el sonido 3D, tanto del PS VR como del motor Tempest en los juegos soportados de PS5. Incluso utilizando antes unos auriculares de muy alta calidad en la PS5 
(enlace) , creo que en estos la sensación de sonido posicional es igual o ligeramente mejor. Puedes ajustar algunos parámetros del sonido 3D desde las opciones de la consola, pero se sigue echando en falta un ecualizador. La voz la capta correctamente y hace un buen trabajo en camuflar en lo posible los sonidos de fondo de la estancia, pero es inevitable que si hay ruidos fuertes se filtren en la conversación o que se oiga la voz un tanto distorsionada por este efecto.

Mi impresión final es que los Pulse 3D sirven exactamente a su propósito: disfrutar de la consola y del sonido posicional en los títulos en los que esté disponible con un lag inexistente, así como comunicarse correctamente en los chats de voz con una razonable comodidad para jugar varias horas. Sony podría haber tenido más detalles, pero en lo realmente importante se puede decir que los Pulse 3D justifican su compra para usarlos con PS5.
Imagen del cliente
4,0 de 5 estrellas Excelentes para PS5, no merecen la pena en lo demás. 0 lag, razonablemente cómodos, buen sonido
Revisado en España el 29 de junio de 2021
Sony ha diseñado los Pulse 3D como herederos de los auriculares Gold para PS4 y tomando el nombre de la gama Pulse de auriculares para PS3. Se pueden conectar de forma inalámbrica con el adaptador USB incluido a una PS4, PS5 o un PC y con el cable de sonido incluido a cualquier dispositivo con conector minijack de 3,5 mm. Es importante tener en cuenta que absolutamente todo el diseño y funcionalidad de estos auriculares está destinado a un único propósito: para jugar a la consola, específicamente PS5 aunque funcionen también en PS4. No soportan Bluetooth y, al contrario que versiones anteriores de los auriculares de Sony, no se pueden personalizar desde ninguna app. Ni siquiera incluyen una simple bolsa para guardarlos o se pliegan para guardarlos: Sony asume que su lugar natural es en la propia consola o en un cajón. Los únicos accesorios son el adaptador USB (referencia CFI-ZWD1), un cable de sonido y un cable de carga USB-C a USB-A.

Pesan 295 g y el ajuste lo realizan con una banda de goma. Toda la construcción del auricular es en plástico, aunque no cruje ni parece especialmente endeble. Las almohadillas no se pueden reemplazar tal cual, por lo que recomiendo encarecidamente que tras cada sesión de juego las limpies para evitar que se pelen. Son razonablemente cómodos para largas sesiones de juego y no aprietan ni siquiera en cabezas grandes como la mía pero las copas no cubren completamente la mayoría de las orejas y, por tanto, acaban resultando auriculares semiabiertos. No tengo claro que sea una desventaja: prefiero no perderme tanto en el juego como para no ser capaz de escuchar si me llaman, cuanto menos si tienes niños en casa pero si buscas buen aislamiento acústico, este modelo no es para ti. Si vas a usarlos con el PS VR, son igual de cómodos que la segunda revisión de los Gold y no estorban.

Los controles de los auriculares se realizan desde botones situados en la parte izquierda. Son un poco confusos: el encendido es un interruptor y está clara su función, un botón doble CHAT y GAME para subir el volumen de juegos o del chat de voz dejando la otra parte de sonido de fondo, el control de volumen, MUTE para silenciar el micrófono integrado y un botón MONITOR para escuchar nuestra propia voz captada por el micrófono. No son muy intuitivos y más de una vez querrás subir o bajar el volumen para confundirte y bajarle el volumen al juego. Para comprobar el nivel de batería, hay que pulsar los botones CHAT y VOL- e interpretar unos parpadeos. Es un sistema muy ortopédico, pero tranquilo: también comunican el nivel de batería en el menú de dispositivos y en el acceso rápido. Además, verás el control de volumen en la pantalla, así como el del botón MUTE. Eso sí: los auriculares no se apagan automáticamente con el sistema.

Pero lo realmente importante es el sonido. Utilizados como auriculares estéreo convencionales escuchando música, los Pulse 3D no impresionan en exceso. Tienen una fidelidad correcta en casi toda la gama de frecuencias, sin exagerar los graves pero cojeando un poco las frecuencias altas y, pese a ello, muy adecuados para jugar a videojuegos. Donde realmente brillan estos auriculares y justifican completamente su compra es en dos aspectos: latencia de sonido utilizándolos con el adaptador USB, que es imperceptible a todos los efectos y su rendimiento en el sonido 3D, tanto del PS VR como del motor Tempest en los juegos soportados de PS5. Incluso utilizando antes unos auriculares de muy alta calidad en la PS5 [[ASIN:B08C7KG5LP (enlace)]], creo que en estos la sensación de sonido posicional es igual o ligeramente mejor. Puedes ajustar algunos parámetros del sonido 3D desde las opciones de la consola, pero se sigue echando en falta un ecualizador. La voz la capta correctamente y hace un buen trabajo en camuflar en lo posible los sonidos de fondo de la estancia, pero es inevitable que si hay ruidos fuertes se filtren en la conversación o que se oiga la voz un tanto distorsionada por este efecto.

Mi impresión final es que los Pulse 3D sirven exactamente a su propósito: disfrutar de la consola y del sonido posicional en los títulos en los que esté disponible con un lag inexistente, así como comunicarse correctamente en los chats de voz con una razonable comodidad para jugar varias horas. Sony podría haber tenido más detalles, pero en lo realmente importante se puede decir que los Pulse 3D justifican su compra para usarlos con PS5.
Imágenes de esta reseña
Imagen del cliente Imagen del cliente Imagen del cliente Imagen del cliente Imagen del cliente
Imagen del clienteImagen del clienteImagen del clienteImagen del clienteImagen del cliente
A 20 personas les ha parecido esto útil
Informar de un abuso Permalink