Selecciona Tus Preferencias de Cookies

Utilizamos cookies y herramientas similares que son necesarias para permitirte comprar, mejorar tus experiencias de compra y proporcionar nuestros servicios, según se detalla en nuestro Aviso de cookies. También utilizamos estas cookies para entender cómo utilizan los clientes nuestros servicios (por ejemplo, mediante la medición de las visitas al sitio web) con el fin de poder realizar mejoras.

Si estás de acuerdo, también utilizaremos las cookies para complementar tu experiencia de compra en las tiendas de Amazon, tal y como se describe en nuestro Aviso de cookies. Esto incluye el uso de cookies propias y de terceros que almacenan o acceden a información estándar del dispositivo, como un identificador único. Estos terceros utilizan cookies para mostrar y medir anuncios personalizados, generar información sobre la audiencia, y desarrollar y mejorar los productos. Haz clic en “Personalizar cookies” para rechazar estas cookies, tomar decisiones más detalladas u obtener más información. Puedes cambiar de opinión en cualquier momento. Para ello, visita Preferencias de cookies, tal y como se describe en el Aviso de cookies. Para obtener más información sobre cómo y para qué fines Amazon utiliza la información personal (como el historial de pedidos de Amazon Store), visita nuestro Aviso de privacidad.

Personalizar cookies

Opinión del cliente

Revisado en España el 21 de septiembre de 2020
Reúne las "Tres B" (Bueno+Bonito+Barato).
A día de hoy todos sabemos que los precios de los relojes pueden llegar a ser astronómicos. Al igual que con cualquier otra compra suntuaria, hay mucha gente que se gastará unos cuantos miles de euros o dólares, en comprar un reloj, o un coche o unos diamantes, con el mismo esfuerzo que un asalariado que cobra el SMI se compra un panecillo.
También todos sabemos que muchas veces confundimos "valor con precio" y hay muchas cosas que tienen muy poco precio pero por contra tienen un gran valor. Y este es el caso que nos ocupa con el Orient Ray II.
Me viene a la mente que con los relojes japoneses ocurre igual que lo ocurrido con las motocicletas japonesas, Honda, Yamaha, etc. y que no fue otra cosa que el desbancar a las numerosas marcas europeas, salvo la excepción que confirma la regla. Y que fue debido, a la impresionante calidad, fiabilidad, belleza, etc. de las producciones japonesas. El público se percató de que si querías una moto buena, bonita, barata y con garantía tenías que comprar una Honda, (ya se que algunos comprarán Harley o BMW, cada cual es muy libre de elegir...........)
Pues aquí tenemos que el Orient Ray II, es un magnífico reloj automático. Muy bien rematado en todos sus detalles estéticos, muy bonito, muy buen tamaño, con un muy buena maquinaria o calibre F6922, y un aspecto que a mi me impresionó por su belleza y por su precio.
Pegas que le podemos poner: que es pesado como todos los que sean de acerinox, que el bisel es duro de accionar, que el cristal no es de zafiro.
Seguro que un banquero corrupto, "ángel caído" al uso, condenado y sentenciado como el señor Mario Conde, seguramente no compraría este reloj. Tampoco lo compraría ningún político español implicado en el escándalo de las Tarjetas Black de Caja Madrid, etc. Estos comprarían relojes con muchos ceros en la factura. Lo cual le da a este modesto reloj Orient Ray II, un mayor valor aún si cabe que el que ya tiene por méritos propios.
Este es un gran reloj, un bello reloj, un robusto reloj, un barato reloj, para gente que no quiere o no puede gastarse un capital en ello. En definitiva, este es un "peluco" como decimos en España, para gente que sabe diferenciar "VALOR" de "PRECIO"
...... Quien quiera o pueda que se compre un Patek Philippe, un Rolex o un .......

Yo lo acabo de comprar, tendré que esperar un año, para ver como funciona esta pieza, espero que bien.........

Boa noite pessoal!
A 19 personas les ha parecido esto útil
Informar de un abuso Permalink