Opinión del cliente

Revisado en España 🇪🇸 el 4 de mayo de 2020
Son los auriculares más prácticos para el día a día, prueba de ello es su tremendo éxito en ventas. Actualmente los compagino con unos Jabra Elite 75T. En cuanto a calidad de sonido, cada uno tiene su público, desde luego los AirPods sin ser los mejores siguen siendo recomendables y más, al precio actual.

La versatilidad que ofrecen es inmensa, puedo pasarme toda la mañana con ellos sin ni siquiera notar que los llevo y sin preocuparme por la batería, es (casi) inagotable, puedo correr y saltar con ellos que nunca se caen...

¿Qué tal se escuchan? El audio es equilibrado y nítido pero carece de matices que le aporten calidez. Principalmente lo uso para deporte, llamadas (el micrófono es muy bueno) y podcast, donde mejor se desenvuelven.

Con el lanzamiento de los nuevos modelos creo que será de ayuda esta comparativa para que tengáis claras las diferencias, virtudes y defectos de cada uno de ellos.

1. DISEÑO. Ganador: AirPods.

Los estuches tienen un tamaño compacto y un peso ligero. El cierre imantado, el LED indicativo de carga y el botón son comunes en ambos. En los AirPods Pro la caja es más alargada y estrecha, un poco más grande en conjunto.

En los auriculares cambia cambia la longitud del palito y el grosor de la cabeza.

2. ERGONOMÍA. Ganador: AirPods.

Personalmente el modelo clásico me encaja muy bien, no se me caen realizando deporte. Los nuevos se ajustan aún mejor (Apple ha creado un test - disponible en ajustes > bluetooth > prueba de almohadillas - que nos dice si estas nos van bien o debemos usar otro tamaño, incluyen S, M y L), tienen mayor agarre, aunque no son tan cómodos como los clásicos, los cuales no noto que los llevo puestos. Un punto a su favor, es que no tienes la sensación constante de que se te vayan a caer.

3. CONTROLES. Ganador: empate.

AirPods. Se realizan mediante toques. Acciones: x1 Play/pausa, x2 pasa de canción y x3 canción anterior. Los controles sí son personalizables.

AirPods Pro. Hay una pequeña pestaña, manteniéndola pulsada dos segundos cambiamos entre cancelación de ruido y transparencia (modo ambiente). El resto de acciones coinciden.

No hay control físico del volumen. La única opción es usar Siri.

4. AUTONOMÍA. Ganador: empate.

AirPods: 5 horas en reproducción de música y 3.5 en llamadas. La caja pasa de 0 a 100 (sin auriculares) en poco más de una hora. Con 5 minutos en la caja, los auriculares duran 1 hora en reproducción y 40 minutos en llamadas.

AirPods Pro: misma que en el anterior, con la cancelación activa se queda en 4.5 horas, en llamadas mejoran y llegan a 3.5. Con 5 minutos en la caja dan 1 h de música o llamadas. El estuche mediante carga inalámbrica tarda casi 3 horas.

5. EMPAREJAMIENTO Y CONECTIVIDAD. Ganador: empate.

Con dispositivos Apple el emparejamiento es automático una vez lo hacemos en uno. Los auriculares tienen Bluetooth 5.0, con una conexión estable y con buen alcance.

La experiencia con Android es igualmente satisfactoria, se pierden funciones como la parada automática cuando te los quitas, pero el funcionamiento es igual de bueno. Con un SmartWatch de Samsung y un reloj deportivo de Garmin escucho música sin llevar el móvil y no me han dado problemas.

6. SONIDO. Ganador: AirPods Pro.

Ambos tienen un sonido limpio, neutro y equilibrado. Las frecuencias están bien diferenciadas y el nivel de volumen es bueno.

Apenas se aprecian diferencias, excepto en los graves, más presentes en el modelo Pro gracias a su diseño in ear que sella el pabellón auditivo.

7. CANCELACIÓN DE RUIDO. Ganador: AirPods Pro.

La gran baza de los Pro. Hay 3 configuraciones: desactivada, activada y modo transparencia. Este último es sumamente útil, gracias a los micrófonos capta el sonido del exterior y lo amplifica, de forma que puedes escuchar música al mismo tiempo que interactúas con el entorno.

Con respecto a la cancelación de ruido, es muy parecida a la que tienen los Beats Studio 3. Los ruidos blancos de fondo a bajas frecuencias los atenúa por completo y las voces las disminuye (se siguen oyendo, pero poco), la mezcla de cancelación pasiva con las almohadillas más la activa reduce casi en su totalidad el sonido exterior.

8. CONCLUSIÓN.

Los principales motivos para comprar los AirPods 2 son el precio (100€ de ahorro en el modelo sin carga inalámbrica) y la comodidad que ofrecen su ajuste "flotante" para un uso continuado de varias horas.

¿Cuál merece más la pena? Depende de para qué los vayas a usar.

Si tienes los AirPods de segunda generación, cambiar al modelo Pro no tiene mucho sentido, excepto que los uses en entornos ruidosos, entonces la cancelación de ruido será muy útil.

En el resto son similares, por lo que, considerando la diferencia de precio, los AirPods 2 son la mejor opción.
Imagen del cliente
4,0 de 5 estrellas Polivalentes. Cómodos para uso prolongado. Comparativa con AirPods Pro.
Revisado en España 🇪🇸 el 4 de mayo de 2020
Son los auriculares más prácticos para el día a día, prueba de ello es su tremendo éxito en ventas. Actualmente los compagino con unos Jabra Elite 75T. En cuanto a calidad de sonido, cada uno tiene su público, desde luego los AirPods sin ser los mejores siguen siendo recomendables y más, al precio actual.

La versatilidad que ofrecen es inmensa, puedo pasarme toda la mañana con ellos sin ni siquiera notar que los llevo y sin preocuparme por la batería, es (casi) inagotable, puedo correr y saltar con ellos que nunca se caen...

¿Qué tal se escuchan? El audio es equilibrado y nítido pero carece de matices que le aporten calidez. Principalmente lo uso para deporte, llamadas (el micrófono es muy bueno) y podcast, donde mejor se desenvuelven.

Con el lanzamiento de los nuevos modelos creo que será de ayuda esta comparativa para que tengáis claras las diferencias, virtudes y defectos de cada uno de ellos.

1. DISEÑO. Ganador: AirPods.

Los estuches tienen un tamaño compacto y un peso ligero. El cierre imantado, el LED indicativo de carga y el botón son comunes en ambos. En los AirPods Pro la caja es más alargada y estrecha, un poco más grande en conjunto.

En los auriculares cambia cambia la longitud del palito y el grosor de la cabeza.

2. ERGONOMÍA. Ganador: AirPods.

Personalmente el modelo clásico me encaja muy bien, no se me caen realizando deporte. Los nuevos se ajustan aún mejor (Apple ha creado un test - disponible en ajustes > bluetooth > prueba de almohadillas - que nos dice si estas nos van bien o debemos usar otro tamaño, incluyen S, M y L), tienen mayor agarre, aunque no son tan cómodos como los clásicos, los cuales no noto que los llevo puestos. Un punto a su favor, es que no tienes la sensación constante de que se te vayan a caer.

3. CONTROLES. Ganador: empate.

AirPods. Se realizan mediante toques. Acciones: x1 Play/pausa, x2 pasa de canción y x3 canción anterior. Los controles sí son personalizables.

AirPods Pro. Hay una pequeña pestaña, manteniéndola pulsada dos segundos cambiamos entre cancelación de ruido y transparencia (modo ambiente). El resto de acciones coinciden.

No hay control físico del volumen. La única opción es usar Siri.

4. AUTONOMÍA. Ganador: empate.

AirPods: 5 horas en reproducción de música y 3.5 en llamadas. La caja pasa de 0 a 100 (sin auriculares) en poco más de una hora. Con 5 minutos en la caja, los auriculares duran 1 hora en reproducción y 40 minutos en llamadas.

AirPods Pro: misma que en el anterior, con la cancelación activa se queda en 4.5 horas, en llamadas mejoran y llegan a 3.5. Con 5 minutos en la caja dan 1 h de música o llamadas. El estuche mediante carga inalámbrica tarda casi 3 horas.

5. EMPAREJAMIENTO Y CONECTIVIDAD. Ganador: empate.

Con dispositivos Apple el emparejamiento es automático una vez lo hacemos en uno. Los auriculares tienen Bluetooth 5.0, con una conexión estable y con buen alcance.

La experiencia con Android es igualmente satisfactoria, se pierden funciones como la parada automática cuando te los quitas, pero el funcionamiento es igual de bueno. Con un SmartWatch de Samsung y un reloj deportivo de Garmin escucho música sin llevar el móvil y no me han dado problemas.

6. SONIDO. Ganador: AirPods Pro.

Ambos tienen un sonido limpio, neutro y equilibrado. Las frecuencias están bien diferenciadas y el nivel de volumen es bueno.

Apenas se aprecian diferencias, excepto en los graves, más presentes en el modelo Pro gracias a su diseño in ear que sella el pabellón auditivo.

7. CANCELACIÓN DE RUIDO. Ganador: AirPods Pro.

La gran baza de los Pro. Hay 3 configuraciones: desactivada, activada y modo transparencia. Este último es sumamente útil, gracias a los micrófonos capta el sonido del exterior y lo amplifica, de forma que puedes escuchar música al mismo tiempo que interactúas con el entorno.

Con respecto a la cancelación de ruido, es muy parecida a la que tienen los Beats Studio 3. Los ruidos blancos de fondo a bajas frecuencias los atenúa por completo y las voces las disminuye (se siguen oyendo, pero poco), la mezcla de cancelación pasiva con las almohadillas más la activa reduce casi en su totalidad el sonido exterior.

8. CONCLUSIÓN.

Los principales motivos para comprar los AirPods 2 son el precio (100€ de ahorro en el modelo sin carga inalámbrica) y la comodidad que ofrecen su ajuste "flotante" para un uso continuado de varias horas.

¿Cuál merece más la pena? Depende de para qué los vayas a usar.

Si tienes los AirPods de segunda generación, cambiar al modelo Pro no tiene mucho sentido, excepto que los uses en entornos ruidosos, entonces la cancelación de ruido será muy útil.

En el resto son similares, por lo que, considerando la diferencia de precio, los AirPods 2 son la mejor opción.
Imágenes de esta reseña
Imagen del cliente Imagen del cliente Imagen del cliente
Imagen del clienteImagen del clienteImagen del cliente
A 1.202 personas les ha parecido esto útil
Informar de un abuso Permalink