Selecciona Tus Preferencias de Cookies

Utilizamos cookies y herramientas similares que son necesarias para permitirte comprar, mejorar tus experiencias de compra y proporcionar nuestros servicios, según se detalla en nuestro Aviso de cookies. También utilizamos estas cookies para entender cómo utilizan los clientes nuestros servicios (por ejemplo, mediante la medición de las visitas al sitio web) con el fin de poder realizar mejoras.

Si estás de acuerdo, también utilizaremos las cookies para complementar tu experiencia de compra en las tiendas de Amazon, tal y como se describe en nuestro Aviso de cookies. Esto incluye el uso de cookies propias y de terceros que almacenan o acceden a información estándar del dispositivo, como un identificador único. Estos terceros utilizan cookies para mostrar y medir anuncios personalizados, generar información sobre la audiencia, y desarrollar y mejorar los productos. Haz clic en “Personalizar cookies” para rechazar estas cookies, tomar decisiones más detalladas u obtener más información. Puedes cambiar de opinión en cualquier momento. Para ello, visita Preferencias de cookies, tal y como se describe en el Aviso de cookies. Para obtener más información sobre cómo y para qué fines Amazon utiliza la información personal (como el historial de pedidos de Amazon Store), visita nuestro Aviso de privacidad.

Personalizar cookies

Opinión del cliente

Revisado en España el 1 de agosto de 2018
Este es el que se parece de verdad al primer G-Shock de 1983, el DW-5000. No el 5610 negro, ni menos todavía con pantalla en negativo, ni con el carísimo brazalete compuesto de eslabones de plástico y metal, no. El que se parece de verdad y rinde homenaje al G-Shock original es este GW-M5610-1ER de pantalla normal, marco rojo y correa de goma, tal cual. Lo demás está bien también, pero ESTE es como el original.
Por tecnología se le parece más el DW-5600E al no ser solar ni radiocontrolado, y además la pantalla es de estilo antiguo, con los números y símbolos de señal horaria y demás como los de los Casio antiguos. Mientras que el 5610 tiene una pantalla de estilo más moderno con números y letras más de ahora. Pero es un buen compromiso entre la estética casi exacta del primer G-Shock y la tecnología de ahora, lo mejor de los dos mundos. Viendolo parece que estás ante un Casio de los 80, eso gusta. Esta claro que es un diseño de éxito, como el del Rolex Submariner, y por eso esta décadas después en el catálogo y sacan ediciones especiales con este diseño.
Pero además a nivel de tecnologías está muy bien. El radiocontrol funciona bien y si pillas un buen sitio en casa sincroniza aunque vivas al sur de España. En el manual aconseja cerca de una ventana, despues de las 12 de la noche, con la antena orientada al norte. Está en la zona del reloj donde pone Protection. Si no vives rodeado de montañas creo que no hay problema. Pero hay que buscar un sitio bueno en casa para ayudarle a sincronizar la hora atomica.
Más tecnologías. La solar de momento bien, pero veremos dentro de 8 o 10 años. El reloj me vino con la carga a tope y no se ha movido de ahí. Sin darle mucha caña a las funciones y teniéndolo a la luz en vez de en un cajón dicen que debería durar más de 10 años sin problemas.Cuando no me lo pongo le dejo a la luz ambiente de la casa en una caja transparente en vez de guardarlo como los otros a oscuras, es lo que recomienda gente que lo tiene hace años.
Otras tecnologías son el modo de ahorro de energía, que funciona perfectamente, se queda el solo como en stand by por la noche, o la luz automática al mirar la hora que tenian ya los protrek de los 90, pero más avanzada al detectar si hay poca luz para encenderse o no. Se tendría que encender con menos luz, aún se ve bien la hora sin iluminación al nivel al que se enciende y se gasta carga sin hacer falta si está conectado el AEL. Pero está bien.
El Mute es otra opción más del reloj que puede ser útil en algunas situaciones, bibliotecas, de noche para no molestar, teatro etc.
El nivel sonoro de los botones y alarma es un poco bajo, pero suficiente hasta en el gimnasio o en la calle con un ruido normal. Con música muy alta o mucho jaleo ni se oye este ni otros muchos Casio. Para eso habría que usar uno con vibrador, como el GD-350 o el G-7500, pero por desgracia esa función no la tiene casi ninguno.
El 5610 se oye suficientemente alto incluso para despertador si no se tiene problema de oido. De todas formas es de los Casio que no se oye muy alto desde luego.
De funciones anda bien: hora mundial, crono, cuenta atrás o Timer, cinco alarmas una de ellas con snooze y además la sincronización automática o manual de la hora atómica, el mute, etc...

Lo malo son dos cosas de las funciones: no se ve la hora ni en modo crono ni en las alarmas ni en la cuenta atrás. Podía enseñar la hora por lo menos en el modo Timer, o en las alarmas como en otros muchos Casio. Los hay tan completos como el G-Shock GD-350, que te enseña la hora en las alarmas, el crono y la cuenta atrás, aunque hay pocos Casio que tengan un modulo tan bien diseñado, una pena que Casio lo discontinuase, no ha tenido sucesores a su nivel.
Es incómodo en el 5610 tener que ir cada dos por tres a la pantalla inicial para ver la hora mientras llevas el crono o cuando pones una alarma, por ejemplo, y no sabes que hora es si no vas a la pantalla de la hora para verlo. No pasa nada en relojes baratos como el F-91, pero en un Casio de categoría como este G-Shock con un precio oficial de 139 euros, ya podían haber puesto la hora por lo menos en el modo de alarma y timer.
La otra pega es en el modo de Timer: no se puede programar desde 1 segundo o 10 segundos, etc, ni tampoco tiene repetición automática. Cosas que han tenido modelos antiguos de Casio y por ejemplo ahora el DW5600 más barato. El 5610 no puede sonar por ejemplo cada 10 minutos por si solo porque no tiene cuenta atrás automática.
Es la política de Casio de no hacer el reloj perfecto, porque entonces a lo mejor ya no compramos más...si no te falta una cosa te falta otra. Quizá por eso este reloj tenga esas carencias, porque si no sería demasiado perfecto. Pero se le perdona por todo lo demás.
La correa es de las más comodas de todas las correas de goma que he probado de Casio y de otras marcas. Y a mí es como más me gusta el 5610, porque así es como era el G-Shock original. El brazalete BC que se puede comprar para este reloj y otros Casio está bien, pero es muy caro para lo que ofrece. Tendría que ser entero de metal y con un cierre mejor para justificar más el precio. Pero lo peor para mi es que no tiene nada que ver con el estilo del G-Shock DW-5000 al que hace homenaje este 5610. Con la correa de goma es como es como el original.
Los botones son una critica que se le hace. No son los más fáciles de pulsar, pero no tengo problema, a veces con el dedo y a veces con la uña los pulso sin problemas. Pero los hay más cómodos, eso es verdad.
Precio. Las ofertas de Amazon suelen ser buenas. 92 € para este reloj es muy buen precio (PVP oficial 139€). Ya se sabe que en amazon los precios suben y bajan y a veces cuesta 114 euros, a veces 92 y algunas veces bastante menos. Ha llegado a costar alguna vez aún mucho menos de 92 euros, al nivel del 5600 más básico.
Lo recomiendo para para los amantes de los 80 como para los que quieran tener un buen reloj digital o para los que les guste la tecnología moderna que lleva, o para los que quieran un reloj de batalla para usar mucho. Para mí es un icono de los 80 y dentro de Casio y además cómodo y funcional.
Amazon muy bien como siempre, bien empaquetado y cero problemas.
A 202 personas les ha parecido esto útil
Informar de un abuso Permalink