Selecciona Tus Preferencias de Cookies

Utilizamos cookies y herramientas similares que son necesarias para permitirte comprar, mejorar tus experiencias de compra y proporcionar nuestros servicios, según se detalla en nuestro Aviso de cookies. También utilizamos estas cookies para entender cómo utilizan los clientes nuestros servicios (por ejemplo, mediante la medición de las visitas al sitio web) con el fin de poder realizar mejoras.

Si estás de acuerdo, también utilizaremos las cookies para complementar tu experiencia de compra en las tiendas de Amazon, tal y como se describe en nuestro Aviso de cookies. Esto incluye el uso de cookies propias y de terceros que almacenan o acceden a información estándar del dispositivo, como un identificador único. Estos terceros utilizan cookies para mostrar y medir anuncios personalizados, generar información sobre la audiencia, y desarrollar y mejorar los productos. Haz clic en “Personalizar cookies” para rechazar estas cookies, tomar decisiones más detalladas u obtener más información. Puedes cambiar de opinión en cualquier momento. Para ello, visita Preferencias de cookies, tal y como se describe en el Aviso de cookies. Para obtener más información sobre cómo y para qué fines Amazon utiliza la información personal (como el historial de pedidos de Amazon Store), visita nuestro Aviso de privacidad.

Personalizar cookies

Opinión del cliente

TOP 500 COMENTARISTASVOCES VINE
Revisado en España el 11 de julio de 2020
 Este es mi segundo MacBook Pro y el salto que he dado ha sido realmente considerable. Vengo de un MacBook Pro de 2014 y seis años en informática es mucho tiempo y he notado mucho el cambio en todos los aspectos.

MATERIALES.
Si eres usuario de Apple entenderás que aquí suelen cuidar los detalles al máximo y la calidad de los materiales es una de las cosas en las que se esmeran tanto desde el empaquetado del producto, que siempre es una gozada abrir y ver lo fácil que te lo ponen para abrir tu nuevo “aparato” hasta el aluminio del cuerpo del Mac que es impecable. Todo y absolutamente todo cuidado para estar la altura o al menos intentarlo, aunque claro, siempre hay cosas que en el ámbito personal nos gustaría de otra manera y así os diré mi punto de vista.

DISEÑO.
El modelo sigue siendo el mismo que el anterior en cuanto aspecto quitaron de algunas “pequeñas grandes cosas”. Por ejemplo trackpad crece y sobre todo el teclado es completamente diferente. En este modelo se deja atrás al tan controvertido teclado de mariposa para instaurar el de tijera que ya estaba en el resto de modelos de MacBook. Se esperaba una crecida de pantalla a las 14 pulgadas pero se ha mantenido en las 13.3 y para mí, viniendo del modelo que venía, ya he notado un buen cambio en cuanto al tamaño, así que yo encantado con este. El color space grey es tremendamente bonito y sin duda me tiene enamorado. El anterior era plata y sí, me apetecía un cambio de look total. Los altavoces en los laterales, la espectacular Touch Bar y el Touch ID merecen una mención aparte, porque más que diseño, son funcionalidad.

POTENCIA.
En mi caso me he decidido comprar el modelo con los procesadores de Intel de 10ª generación a 2 GHz i5 a 4 núcleos, 16 GB de memoria y 516 GB de almacenamiento SSD. Vamos, que uno del os más potentes (aunque siempre se puede mejorar). ¿Y cómo funciona? Impresionante. Soy profesor y músico y durante los últimos meses he tenido que editar muchísimo vídeo y la verdad que mi anterior Mac aunque funcionaba (y funcionaba muy bien), aquí las prestaciones se notan y a lo grande. En la edición de vídeo se nota mucho los 16GB de RAM como hace que el portátil vaya mucho más rápido y sobrado. La eficiencia es notoria. Y es que lo vas a notar tan solo en la rapidez del arranque del dispositivo, rapidísimo. En el anterior modelo tenía 8 GB de memoria y sí, sin duda pondría 16 GB y más viendo la duración que tienen los Mac. Así que sin dudarlo sí, con 16 GB de RAM.
El Mac es estable, y aunque cuando te pones a trabajar con él con la edición de vídeo los ventiladores se ponen más fuertes, cosa completamente normal para bajar la temperatura del procesador, es muy muy silencioso.

PANTALLA.
La pantalla de retina de los dispositivos de Apple sigue siendo una auténtica pasada. La nitidez y calidad con la que se ve tanto al navegar como cualquier vídeo (e incluso pelis y series aunque no es la finalidad del dispositivo o al menos en mi caso) es realmente buena. La resolución, el brillo, el balance de blancos y negros es realmente cómodo para trabajar. El modo oscuro, que desde hace un par de actualizaciones del macOS está presente ayuda mucho a la vista o al menos yo lo agradezco ya que tanto brillo y tonos blancos me suelen cansar más y además, la ventaja de que la batería también sale beneficiada (al final todo son ventajas).

SONIDO.
Una de las grandes mejoras que he notado sin duda. Mi anterior Mac no es que sonara mal, pero es que los graves brillaban por su ausencia. Y ahora escucho mi nuevo Mac y soy consciente. He hecho la prueba con uno y con otro con las mismas canciones y la diferencia es abismal, en este Mac 2020 los graves sí están. Y la potencia es mucho mayor. Así que un gran salto en mejora de audio que en mi caso al trabajar mucho con vídeo y sobre todo audio agradezco y muchísimo.

TECLADO.
He de decir que en casa tengo un MacBook Air con teclado de mariposa que le regalé a mi pareja para Navidad y en mi caso he de decir que no estoy del todo de acuerdo con las críticas al teclado. A mi parecer, el teclado es más bajo, más fino y no se levanta tanto como este teclado de tijera o incluso el de mi anterior MacBook. Lo que sí es cierto es el ruido. El de mariposa hace un ruido mucho mayor que este pero para mí no ha sido un problema las veces que lo he utilizado. Tal vez ahora después de trabajar con este nuevo teclado sí empiece a notar diferencias, pero en principio no soy de los usuarios de Apple que crucifican a la mariposa, lo siento pero no lo comparto.

TRACKPAD.
A otro nivel, como siempre. Vengo de un trackpad de 10,5 cm de ancho y pasar a estos 13 cm es una auténtica pasada. Y no solamente el tamaño, el tacto, se nota que se ha mejorado. La gestualidad es mucho más sensible y funciona mejor. Aquí sí ha habido una notable mejora y el paso de los 6 años de un modelo a otro ha sido un mundo, una auténtica gozada. Si todavía eres de los que piensas que no puedes vivir sin un ratón, nada, intenta solo estar un par de horas con el trackpad y no habrá vuelta atrás. Nunca más necesitarás de un accesorio que para mí desde hace ya años es innecesario. Y una cosa más, han conseguido que entre el cuerpo del Mac y el trackpad no haya prácticamente escalón. En el modelo de 2014 era un escalón con altura considerable y ahora es mínima.

TOUCH BAR.
Otra de las cosas, sino la que más, de las que me he enamorado, y a primera vista. Es una de esas cosas que no tienes ninguna expectativa puesta en ello y de repente, sorpresa,… ha sido el gran descubrimiento. Es que la cantidad de cosas que puedes hacer con la Touch Bar sin necesidad de ir a ninguna otra ventana. Por ejemplo, estar escribiendo esta reseña de ahora y escucha música al mismo tiempo y querer avanzar la canción,… pues tan solo con el dedo, en la Tocuh Bar lo puedes hacer ya que está ahí la barra del progreso de la música. Y así infinidad de cosas. Parece algo menor, pero para nada, cuando te acostumbras y es rápido, te simplifica mucho el trabajo.

TOUCH ID.
Es el complemento perfecto para la Touch Bar. ¿Para qué poner una barra para simplificar tareas e ir más rápido si tienes que escribir contraseñas? Pues eso,… que cada vez que abres la tapa del Mac le pones el dedo encima y listo, arranca rápido y sin problemas: NO FALLA. Y luego lo que viene detrás. Todas y cada una de las contraseñas que tenemos guardadas en nuestro llavero del Mac las puedes usar tan solo con el Touch ID, pones el dedo y listo. Olvídate de estar poniendo contraseñas. Esos sí, anota en algún sitio que de no usarlas es fácil que más de una se te olvide si intentas entrar desde otro dispositivo.

USB-C.
Sin duda se ha convertido en la referencia ya de los conectores aunque Apple todavía se resiste a cambiar su Lightning de los iPhone y bajo mi punto de vista es una incongruencia. Comprar el último modelo de MacBook y el último modelo de iPhone y no poder conectarlos entre sí sin tener que pasar por caja y comprar un adaptador. Personalmente pensaba que en 2019 ya todos los dispositivos Apple serían USB-C pero no, ¿será el 2020? Pero aparte de eso funcionan fantásticamente bien y rápidos. La velocidad de transmisión va a depender mucho del otro dispositivo, pero rápidos son. En mi caso, tengo el modelo con 4 USB-C y veo necesario ese número de conectores ya que 2 me parece un número insuficiente y te obliga a comprar algún adaptador tipo HUB para poder conectar discos duros y memorias USB.

BATERÍA
Suelo cuidar mucho mis dispositivos y a pesar de que mi Mac de 2014 ya tenía casi 6 añitos, la batería funciona a una capacidad del 83% y con bastantes ciclos de carga y la duración seguía siendo muy buena. Pero claro, estrenas Mac y las comparaciones son odiosas y sí, se nota también la diferencia. Una batería que dura algo más de 10 horas ( según el uso que le des, evidentemente) y con carga rápida que en un par de horas lo tienes prácticamente listo al 100% de capacidad. Algo que no me gusta es el cargador. El tamaño sigue siendo enorme, igual de enorme que el modelo de 2014. Y si lo comparas con el del MacBook Air,… pues sí,.. hay cosas que el tamaño sí importa. Pero bueno, si todo es por potencia, me quedo con la potencia.

En resumen, un Mac que me ha hecho olvidar muy rápidamente a mi fiel compañero anterior, funciona extremadamente bien y es espectacular pero claro, a precio de Apple. Pero es lo que tiene, si eres usuario de Apple sabes que tiene muchas virtudes a precios altos, pero aún así, hoy por hoy, no volvería a Windows, con todos mis respetos. Recomendable 100% a pesar de que Apple ha anunciado hace muy poco que abandona los procesadores Intel para empezar la andadura con sus propios procesadores. Todo eso aún está por llegar y de momento este Mac es una auténtica bestia de la informática.

✅ Diseño Apple, elegante y duradero en el tiempo
✅ Perfecto para la edición de vídeos y fotografía
✅ Peso ligero para un portátil muy potente: 1,4kg (el Air pesa 1,29kg)
✅ Pantalla de retina espectacular con True Tone
✅ Sonido muy mejorado y conseguido: portátil con graves
✅ Teclado tijera mejorado: más silencioso.
✅ Trackpad más grande, sensible, y funcional
✅ Touch Bar: realmente útil. Muy sorprendido.
✅ Touch ID: te facilita el acceso a tus sitios (rápido y seguro).
✅ Batería con buena duración: 10 horas
✅ Carga rápida
✅ macOS Catalina da mucho juego con iPadOS
✅ Ideal tanto para casa como para transportar
✅ Cable de carga robusto y de apariencia resistente
❌ Solo 2 USB-C excepto en los modelos TOP de la gama
❌ Sin compatibilidad conexión Lightning iPhone 11
❌ Echo en falta adaptador para conector Lightning
❌ Cargador demasiado grande
❌ Echo en falta tapar cámara frontal de forma automática
Imagen del cliente
5,0 de 5 estrellas MacBook en estado puro: Potencia, diseño y grandes prestaciones
Por iXals el 11 de julio de 2020
Este es mi segundo MacBook Pro y el salto que he dado ha sido realmente considerable. Vengo de un MacBook Pro de 2014 y seis años en informática es mucho tiempo y he notado mucho el cambio en todos los aspectos.

MATERIALES.
Si eres usuario de Apple entenderás que aquí suelen cuidar los detalles al máximo y la calidad de los materiales es una de las cosas en las que se esmeran tanto desde el empaquetado del producto, que siempre es una gozada abrir y ver lo fácil que te lo ponen para abrir tu nuevo “aparato” hasta el aluminio del cuerpo del Mac que es impecable. Todo y absolutamente todo cuidado para estar la altura o al menos intentarlo, aunque claro, siempre hay cosas que en el ámbito personal nos gustaría de otra manera y así os diré mi punto de vista.

DISEÑO.
El modelo sigue siendo el mismo que el anterior en cuanto aspecto quitaron de algunas “pequeñas grandes cosas”. Por ejemplo trackpad crece y sobre todo el teclado es completamente diferente. En este modelo se deja atrás al tan controvertido teclado de mariposa para instaurar el de tijera que ya estaba en el resto de modelos de MacBook. Se esperaba una crecida de pantalla a las 14 pulgadas pero se ha mantenido en las 13.3 y para mí, viniendo del modelo que venía, ya he notado un buen cambio en cuanto al tamaño, así que yo encantado con este. El color space grey es tremendamente bonito y sin duda me tiene enamorado. El anterior era plata y sí, me apetecía un cambio de look total. Los altavoces en los laterales, la espectacular Touch Bar y el Touch ID merecen una mención aparte, porque más que diseño, son funcionalidad.

POTENCIA.
En mi caso me he decidido comprar el modelo con los procesadores de Intel de 10ª generación a 2 GHz i5 a 4 núcleos, 16 GB de memoria y 516 GB de almacenamiento SSD. Vamos, que uno del os más potentes (aunque siempre se puede mejorar). ¿Y cómo funciona? Impresionante. Soy profesor y músico y durante los últimos meses he tenido que editar muchísimo vídeo y la verdad que mi anterior Mac aunque funcionaba (y funcionaba muy bien), aquí las prestaciones se notan y a lo grande. En la edición de vídeo se nota mucho los 16GB de RAM como hace que el portátil vaya mucho más rápido y sobrado. La eficiencia es notoria. Y es que lo vas a notar tan solo en la rapidez del arranque del dispositivo, rapidísimo. En el anterior modelo tenía 8 GB de memoria y sí, sin duda pondría 16 GB y más viendo la duración que tienen los Mac. Así que sin dudarlo sí, con 16 GB de RAM.
El Mac es estable, y aunque cuando te pones a trabajar con él con la edición de vídeo los ventiladores se ponen más fuertes, cosa completamente normal para bajar la temperatura del procesador, es muy muy silencioso.

PANTALLA.
La pantalla de retina de los dispositivos de Apple sigue siendo una auténtica pasada. La nitidez y calidad con la que se ve tanto al navegar como cualquier vídeo (e incluso pelis y series aunque no es la finalidad del dispositivo o al menos en mi caso) es realmente buena. La resolución, el brillo, el balance de blancos y negros es realmente cómodo para trabajar. El modo oscuro, que desde hace un par de actualizaciones del macOS está presente ayuda mucho a la vista o al menos yo lo agradezco ya que tanto brillo y tonos blancos me suelen cansar más y además, la ventaja de que la batería también sale beneficiada (al final todo son ventajas).

SONIDO.
Una de las grandes mejoras que he notado sin duda. Mi anterior Mac no es que sonara mal, pero es que los graves brillaban por su ausencia. Y ahora escucho mi nuevo Mac y soy consciente. He hecho la prueba con uno y con otro con las mismas canciones y la diferencia es abismal, en este Mac 2020 los graves sí están. Y la potencia es mucho mayor. Así que un gran salto en mejora de audio que en mi caso al trabajar mucho con vídeo y sobre todo audio agradezco y muchísimo.

TECLADO.
He de decir que en casa tengo un MacBook Air con teclado de mariposa que le regalé a mi pareja para Navidad y en mi caso he de decir que no estoy del todo de acuerdo con las críticas al teclado. A mi parecer, el teclado es más bajo, más fino y no se levanta tanto como este teclado de tijera o incluso el de mi anterior MacBook. Lo que sí es cierto es el ruido. El de mariposa hace un ruido mucho mayor que este pero para mí no ha sido un problema las veces que lo he utilizado. Tal vez ahora después de trabajar con este nuevo teclado sí empiece a notar diferencias, pero en principio no soy de los usuarios de Apple que crucifican a la mariposa, lo siento pero no lo comparto.

TRACKPAD.
A otro nivel, como siempre. Vengo de un trackpad de 10,5 cm de ancho y pasar a estos 13 cm es una auténtica pasada. Y no solamente el tamaño, el tacto, se nota que se ha mejorado. La gestualidad es mucho más sensible y funciona mejor. Aquí sí ha habido una notable mejora y el paso de los 6 años de un modelo a otro ha sido un mundo, una auténtica gozada. Si todavía eres de los que piensas que no puedes vivir sin un ratón, nada, intenta solo estar un par de horas con el trackpad y no habrá vuelta atrás. Nunca más necesitarás de un accesorio que para mí desde hace ya años es innecesario. Y una cosa más, han conseguido que entre el cuerpo del Mac y el trackpad no haya prácticamente escalón. En el modelo de 2014 era un escalón con altura considerable y ahora es mínima.

TOUCH BAR.
Otra de las cosas, sino la que más, de las que me he enamorado, y a primera vista. Es una de esas cosas que no tienes ninguna expectativa puesta en ello y de repente, sorpresa,… ha sido el gran descubrimiento. Es que la cantidad de cosas que puedes hacer con la Touch Bar sin necesidad de ir a ninguna otra ventana. Por ejemplo, estar escribiendo esta reseña de ahora y escucha música al mismo tiempo y querer avanzar la canción,… pues tan solo con el dedo, en la Tocuh Bar lo puedes hacer ya que está ahí la barra del progreso de la música. Y así infinidad de cosas. Parece algo menor, pero para nada, cuando te acostumbras y es rápido, te simplifica mucho el trabajo.

TOUCH ID.
Es el complemento perfecto para la Touch Bar. ¿Para qué poner una barra para simplificar tareas e ir más rápido si tienes que escribir contraseñas? Pues eso,… que cada vez que abres la tapa del Mac le pones el dedo encima y listo, arranca rápido y sin problemas: NO FALLA. Y luego lo que viene detrás. Todas y cada una de las contraseñas que tenemos guardadas en nuestro llavero del Mac las puedes usar tan solo con el Touch ID, pones el dedo y listo. Olvídate de estar poniendo contraseñas. Esos sí, anota en algún sitio que de no usarlas es fácil que más de una se te olvide si intentas entrar desde otro dispositivo.

USB-C.
Sin duda se ha convertido en la referencia ya de los conectores aunque Apple todavía se resiste a cambiar su Lightning de los iPhone y bajo mi punto de vista es una incongruencia. Comprar el último modelo de MacBook y el último modelo de iPhone y no poder conectarlos entre sí sin tener que pasar por caja y comprar un adaptador. Personalmente pensaba que en 2019 ya todos los dispositivos Apple serían USB-C pero no, ¿será el 2020? Pero aparte de eso funcionan fantásticamente bien y rápidos. La velocidad de transmisión va a depender mucho del otro dispositivo, pero rápidos son. En mi caso, tengo el modelo con 4 USB-C y veo necesario ese número de conectores ya que 2 me parece un número insuficiente y te obliga a comprar algún adaptador tipo HUB para poder conectar discos duros y memorias USB.

BATERÍA
Suelo cuidar mucho mis dispositivos y a pesar de que mi Mac de 2014 ya tenía casi 6 añitos, la batería funciona a una capacidad del 83% y con bastantes ciclos de carga y la duración seguía siendo muy buena. Pero claro, estrenas Mac y las comparaciones son odiosas y sí, se nota también la diferencia. Una batería que dura algo más de 10 horas ( según el uso que le des, evidentemente) y con carga rápida que en un par de horas lo tienes prácticamente listo al 100% de capacidad. Algo que no me gusta es el cargador. El tamaño sigue siendo enorme, igual de enorme que el modelo de 2014. Y si lo comparas con el del MacBook Air,… pues sí,.. hay cosas que el tamaño sí importa. Pero bueno, si todo es por potencia, me quedo con la potencia.

En resumen, un Mac que me ha hecho olvidar muy rápidamente a mi fiel compañero anterior, funciona extremadamente bien y es espectacular pero claro, a precio de Apple. Pero es lo que tiene, si eres usuario de Apple sabes que tiene muchas virtudes a precios altos, pero aún así, hoy por hoy, no volvería a Windows, con todos mis respetos. Recomendable 100% a pesar de que Apple ha anunciado hace muy poco que abandona los procesadores Intel para empezar la andadura con sus propios procesadores. Todo eso aún está por llegar y de momento este Mac es una auténtica bestia de la informática.

✅ Diseño Apple, elegante y duradero en el tiempo
✅ Perfecto para la edición de vídeos y fotografía
✅ Peso ligero para un portátil muy potente: 1,4kg (el Air pesa 1,29kg)
✅ Pantalla de retina espectacular con True Tone
✅ Sonido muy mejorado y conseguido: portátil con graves
✅ Teclado tijera mejorado: más silencioso.
✅ Trackpad más grande, sensible, y funcional
✅ Touch Bar: realmente útil. Muy sorprendido.
✅ Touch ID: te facilita el acceso a tus sitios (rápido y seguro).
✅ Batería con buena duración: 10 horas
✅ Carga rápida
✅ macOS Catalina da mucho juego con iPadOS
✅ Ideal tanto para casa como para transportar
✅ Cable de carga robusto y de apariencia resistente
❌ Solo 2 USB-C excepto en los modelos TOP de la gama
❌ Sin compatibilidad conexión Lightning iPhone 11
❌ Echo en falta adaptador para conector Lightning
❌ Cargador demasiado grande
❌ Echo en falta tapar cámara frontal de forma automática
Imágenes de esta reseña
Imagen del cliente Imagen del cliente Imagen del cliente Imagen del cliente Imagen del cliente Imagen del cliente Imagen del cliente Imagen del cliente Imagen del cliente Imagen del cliente
Imagen del clienteImagen del clienteImagen del clienteImagen del clienteImagen del clienteImagen del clienteImagen del clienteImagen del clienteImagen del clienteImagen del cliente
A 103 personas les ha parecido esto útil
Informar de un abuso Permalink

Detalles del producto

4,7 de 5 estrellas
4,7 de 5
40 valoraciones globales