Selecciona Tus Preferencias de Cookies

Utilizamos cookies y herramientas similares que son necesarias para permitirte comprar, mejorar tus experiencias de compra y proporcionar nuestros servicios, según se detalla en nuestro Aviso de cookies. También utilizamos estas cookies para entender cómo utilizan los clientes nuestros servicios (por ejemplo, mediante la medición de las visitas al sitio web) con el fin de poder realizar mejoras.

Si estás de acuerdo, también utilizaremos las cookies para complementar tu experiencia de compra en las tiendas de Amazon, tal y como se describe en nuestro Aviso de cookies. Esto incluye el uso de cookies propias y de terceros que almacenan o acceden a información estándar del dispositivo, como un identificador único. Estos terceros utilizan cookies para mostrar y medir anuncios personalizados, generar información sobre la audiencia, y desarrollar y mejorar los productos. Haz clic en “Personalizar cookies” para rechazar estas cookies, tomar decisiones más detalladas u obtener más información. Puedes cambiar de opinión en cualquier momento. Para ello, visita Preferencias de cookies, tal y como se describe en el Aviso de cookies. Para obtener más información sobre cómo y para qué fines Amazon utiliza la información personal (como el historial de pedidos de Amazon Store), visita nuestro Aviso de privacidad.

Personalizar cookies

Opinión del cliente

Revisado en España el 12 de junio de 2017
El pulverizador funciona abriendo la bomba desenroscándola y llenando el depósito (marca 3 litros pero se puede echar algo más). Posteriormente se cierra herméticamente, y empezamos a subir y bajar el émbolo como si estuviésemos hinchando la rueda de una bici con una bomba manual (en realidad el dispositivo que nombro es en sí una bomba de mano modificada). Con unas pocas veces (10) es más que de sobra para pulverizar un buen rato.
La lanza y boquilla son de latón, con un acabado que no es de extraordinaria calidad (por el precio de unos 20 € no puede serlo) pero mejor que si fuera de plástico.

Si hemos acabado la pulverización y nos sobra caldo, recomiendo quitar la presión accionando a mano la válvula de seguridad (tirando de ella) en vez de desroscar la bomba.

Es ideal para huertos, para hacer pequeñas aplicaciones, más manejable que las pesadas sulfatadoras de mochila, y más cómodo que los pequeños pulverizadores de 1 l que no llevan lanza (y que por tanto, tienes que agacharte para tratar el suelo o las plantas pequeñas).
Imagen del cliente
4,0 de 5 estrellas Adecuada para un huerto
Por Jorge el 12 de junio de 2017
El pulverizador funciona abriendo la bomba desenroscándola y llenando el depósito (marca 3 litros pero se puede echar algo más). Posteriormente se cierra herméticamente, y empezamos a subir y bajar el émbolo como si estuviésemos hinchando la rueda de una bici con una bomba manual (en realidad el dispositivo que nombro es en sí una bomba de mano modificada). Con unas pocas veces (10) es más que de sobra para pulverizar un buen rato.
La lanza y boquilla son de latón, con un acabado que no es de extraordinaria calidad (por el precio de unos 20 € no puede serlo) pero mejor que si fuera de plástico.

Si hemos acabado la pulverización y nos sobra caldo, recomiendo quitar la presión accionando a mano la válvula de seguridad (tirando de ella) en vez de desroscar la bomba.

Es ideal para huertos, para hacer pequeñas aplicaciones, más manejable que las pesadas sulfatadoras de mochila, y más cómodo que los pequeños pulverizadores de 1 l que no llevan lanza (y que por tanto, tienes que agacharte para tratar el suelo o las plantas pequeñas).
Imágenes de esta reseña
Imagen del cliente Imagen del cliente Imagen del cliente Imagen del cliente
Imagen del clienteImagen del clienteImagen del clienteImagen del cliente
A 23 personas les ha parecido esto útil
Informar de un abuso Permalink