Selecciona Tus Preferencias de Cookies

Utilizamos cookies y herramientas similares que son necesarias para permitirte comprar, mejorar tus experiencias de compra y proporcionar nuestros servicios, según se detalla en nuestro Aviso de cookies. También utilizamos estas cookies para entender cómo utilizan los clientes nuestros servicios (por ejemplo, mediante la medición de las visitas al sitio web) con el fin de poder realizar mejoras.

Si estás de acuerdo, también utilizaremos las cookies para complementar tu experiencia de compra en las tiendas de Amazon, tal y como se describe en nuestro Aviso de cookies. Esto incluye el uso de cookies propias y de terceros que almacenan o acceden a información estándar del dispositivo, como un identificador único. Estos terceros utilizan cookies para mostrar y medir anuncios personalizados, generar información sobre la audiencia, y desarrollar y mejorar los productos. Haz clic en “Personalizar cookies” para rechazar estas cookies, tomar decisiones más detalladas u obtener más información. Puedes cambiar de opinión en cualquier momento. Para ello, visita Preferencias de cookies, tal y como se describe en el Aviso de cookies. Para obtener más información sobre cómo y para qué fines Amazon utiliza la información personal (como el historial de pedidos de Amazon Store), visita nuestro Aviso de privacidad.

Personalizar cookies

Opinión del cliente

Revisado en España el 15 de enero de 2019
No se ha podido cargar el contenido multimedia.
 Compramos este búho en el Black Friday. La verdad es que era algo que no necesitábamos pero nos cuesta muchísimo dormir a nuestro bebé, así que movidos por la bajada de precio y la esperanza por ver si gracias a este invento divino nuestro peque conseguiría dormirse solo, lo compramos. Siento deciros que, como imaginaréis, milagros no hace. Pero la verdad es que es una chulada de juguete.

Cuando llega la hora de dormir, lo ponemos y las melodías ayudan a crear un ambiente relajado que, si bien al bebé puede que no le dé por relajarse, a la madre sí (al menos en mi caso). Como habréis leído en la descripción, las melodías duran 30 minutos y luego se apaga solo, aunque si desistís en vuestro intento de dormir al niño/a, podéis volver a pulsar el botón y se apagará.

En cuanto a la luz, en mi caso llega un momento en el que el bebé se cansa de mirar al techo o la pared y lo que quiere es mirar fijamente la luz del muñeco. No sé vuestros hijos/as cómo serán, pero en mi caso las luces le llaman la atención una barbaridad, lo cual es un problema cuando lo dejas en la cuna/cama/carro y se intenta incorporar para tocar el muñeco y mirar fijamente esa luz (a ser posible a 1 mm de distancia). Así que en ese aspecto no me gusta mucho porque creo que se va a desojar, así que no le suelo poner la luz (lo que es una pena porque las estrellas coloridas que crea son muy bonitas).

De todos modos, también os diré que si bien no he utilizado esa luz para que se duerma, sí que lo he hecho para que haga de “luz de noche” para las tomas nocturnas. No alumbra muchísimo si tienes las persianas completamente cerradas, la verdad, pero si tienes la persiana medio-levantada y enciendes esta luz, puedes apañarte bien (al menos en mi caso, que yo es que necesito tener buena visibilidad para todo porque sino me pongo nerviosa).

Por último, en cuanto al peluche tengo que decir que es muy bonito. A mi hijo le gusta mucho rechupetearlo y tocarlo. Así que, como ocurría con la música, puede que no le relaje acariciarlo y quiera achucharlo para dormir junto a él, pero al menos sirve para entretenerlo.

En definitiva, como juguete para ayudar a dormir, no me ha funcionado. Eso sí, el niño se entretiene con él y a su madre le ayuda a relajarse gracias a las melodías.
A 106 personas les ha parecido esto útil
Informar de un abuso Permalink