Selecciona Tus Preferencias de Cookies

Utilizamos cookies y herramientas similares para mejorar tu experiencia de compra, prestar nuestros servicios, entender cómo los utilizas para poder mejorarlos, y para mostrarte anuncios, incluidos anuncios basados en tus intereses. Terceros autorizados también utilizan estas herramientas en relación con los anuncios que mostramos. Si no quieres aceptar todas las cookies o quieres saber más acerca de cómo usamos las cookies, haz clic en "Personalizar cookies".

Personalizar cookies

Opinión del cliente

Revisado en España el 26 de junio de 2019
Hace muchos años que confío plenamente en el buen hacer de Logitech, no en vano tengo unos altavoces, cascos, teclado y ratón de la marca. Cuando salió el G502 original hace ya unos 5 años, me decanté por él para sustituir mi antiguo G9 y desde el momento en el que lo probé, supe que me acompañaría durante mucho tiempo. Tras el G502 original, pasé al Proteus Spectrum y mi satisfacción no hizo más que aumentar. Ahora y con la versión inalámbrica en la calle, he decidido dar el salto una vez más. Sin más dilación, pasemos a la reseña.

En el pasado ya probé algunos ratones inalámbricos y si bien no eran malos, no eran fiables a la hora de usarlos de forma competitiva. Pero la tecnología Lightspeed de Logitech cambia totalmente las reglas, pues consigue una conexión totalmente fiable con un tiempo de respuesta de 1ms, igual que el modelo que lleva cable. De hecho, he hecho una prueba a ciegas con varias personas para ver si eran capaces de notar la diferencia respecto al modelo con cable y nadie ha sido capaz de distinguirlos. El cable que viene incluido para cargar, también sirve como cable de datos, así que si queremos, también tenemos la opción de usarlo con cable en vez de forma inalámbrica. La autonomía es excelente, pues a plena carga nos da unas 60 horas y tarda 2 horas en cargar completamente.

Externamente, mantiene el mismo tamaño (132×75×40 mm) y la misma forma que el G502 de siempre, así que si vienes de la versión sin cable, este es igual de cómodo. En cuanto al peso, ha disminuido en 7 gramos quedándose en 114. Si bien 114 sigue siendo un peso considerado como alto para jugar de forma competitiva a FPS, a mí me parece bastante adecuado. Como siempre, tiene la posibilidad de hacerlo más pesado si así lo queremos usando las pesas ya incluidas. 4 pesas de 2 gramos y 2 pesas de 4 gramos, lo que nos permite aumentar el peso en 16 gramos quedándose con 130 gramos en total. La rueda es diferente, ya que es hueca para aligerar el peso. Desconozco si el material también es diferente, pero espero que sí, pues la rueda de los anteriores G502 se acababa "oxidando" y le salían unas manchas verdes. También han cambiado los mecanismos del click izquierdo y derecho, personalmente los noto un poquito más suaves y hacen menos ruido.

En cuanto al sensor que lleva, es el sensor HERO de última generación desarrollado por Logitech y el cual se puede configurar desde 100 hasta 16.000 DPI. Lo que nos da la versatilidad para usarlo de forma competitiva con bajo DPI o bien para tareas del día a día con un DPI más alto.

Una vez instalemos el software LGS, necesario para personalizar el ratón, podremos crear o modificar los perfiles del ratón con los diferentes DPI que queramos, programar los 11 botones programables y modificar la iluminación del ratón, la cual al ser completamente RGB, nos permite elegir cualquier color y usar cualquier ciclo.

Es un ratón caro, aunque en el mismo rango que otros inalámbricos de la marca, pero vale mucho la pena si lo que buscas es un buen ratón y la libertad de no tener que usar un cable.
Imagen del cliente
5,0 de 5 estrellas Uno de los mejores ratones gaming sigue subiendo peldaños
Por Cooper el 26 de junio de 2019
Hace muchos años que confío plenamente en el buen hacer de Logitech, no en vano tengo unos altavoces, cascos, teclado y ratón de la marca. Cuando salió el G502 original hace ya unos 5 años, me decanté por él para sustituir mi antiguo G9 y desde el momento en el que lo probé, supe que me acompañaría durante mucho tiempo. Tras el G502 original, pasé al Proteus Spectrum y mi satisfacción no hizo más que aumentar. Ahora y con la versión inalámbrica en la calle, he decidido dar el salto una vez más. Sin más dilación, pasemos a la reseña.

En el pasado ya probé algunos ratones inalámbricos y si bien no eran malos, no eran fiables a la hora de usarlos de forma competitiva. Pero la tecnología Lightspeed de Logitech cambia totalmente las reglas, pues consigue una conexión totalmente fiable con un tiempo de respuesta de 1ms, igual que el modelo que lleva cable. De hecho, he hecho una prueba a ciegas con varias personas para ver si eran capaces de notar la diferencia respecto al modelo con cable y nadie ha sido capaz de distinguirlos. El cable que viene incluido para cargar, también sirve como cable de datos, así que si queremos, también tenemos la opción de usarlo con cable en vez de forma inalámbrica. La autonomía es excelente, pues a plena carga nos da unas 60 horas y tarda 2 horas en cargar completamente.

Externamente, mantiene el mismo tamaño (132×75×40 mm) y la misma forma que el G502 de siempre, así que si vienes de la versión sin cable, este es igual de cómodo. En cuanto al peso, ha disminuido en 7 gramos quedándose en 114. Si bien 114 sigue siendo un peso considerado como alto para jugar de forma competitiva a FPS, a mí me parece bastante adecuado. Como siempre, tiene la posibilidad de hacerlo más pesado si así lo queremos usando las pesas ya incluidas. 4 pesas de 2 gramos y 2 pesas de 4 gramos, lo que nos permite aumentar el peso en 16 gramos quedándose con 130 gramos en total. La rueda es diferente, ya que es hueca para aligerar el peso. Desconozco si el material también es diferente, pero espero que sí, pues la rueda de los anteriores G502 se acababa "oxidando" y le salían unas manchas verdes. También han cambiado los mecanismos del click izquierdo y derecho, personalmente los noto un poquito más suaves y hacen menos ruido.

En cuanto al sensor que lleva, es el sensor HERO de última generación desarrollado por Logitech y el cual se puede configurar desde 100 hasta 16.000 DPI. Lo que nos da la versatilidad para usarlo de forma competitiva con bajo DPI o bien para tareas del día a día con un DPI más alto.

Una vez instalemos el software LGS, necesario para personalizar el ratón, podremos crear o modificar los perfiles del ratón con los diferentes DPI que queramos, programar los 11 botones programables y modificar la iluminación del ratón, la cual al ser completamente RGB, nos permite elegir cualquier color y usar cualquier ciclo.

Es un ratón caro, aunque en el mismo rango que otros inalámbricos de la marca, pero vale mucho la pena si lo que buscas es un buen ratón y la libertad de no tener que usar un cable.
Imágenes de esta reseña
Imagen del cliente Imagen del cliente Imagen del cliente Imagen del cliente Imagen del cliente Imagen del cliente Imagen del cliente
Imagen del clienteImagen del clienteImagen del clienteImagen del clienteImagen del clienteImagen del clienteImagen del cliente
A 15 personas les ha parecido esto útil
Informar de un abuso Permalink

Detalles del producto

4,7 de 5 estrellas
4,7 de 5
30.131 valoraciones globales