Selecciona Tus Preferencias de Cookies

Utilizamos cookies y herramientas similares que son necesarias para permitirte comprar, mejorar tus experiencias de compra y proporcionar nuestros servicios, según se detalla en nuestro Aviso de cookies. También utilizamos estas cookies para entender cómo utilizan los clientes nuestros servicios (por ejemplo, mediante la medición de las visitas al sitio web) con el fin de poder realizar mejoras.

Si estás de acuerdo, también utilizaremos las cookies para complementar tu experiencia de compra en las tiendas de Amazon, tal y como se describe en nuestro Aviso de cookies. Esto incluye el uso de cookies propias y de terceros que almacenan o acceden a información estándar del dispositivo, como un identificador único. Estos terceros utilizan cookies para mostrar y medir anuncios personalizados, generar información sobre la audiencia, y desarrollar y mejorar los productos. Haz clic en “Personalizar cookies” para rechazar estas cookies, tomar decisiones más detalladas u obtener más información. Puedes cambiar de opinión en cualquier momento. Para ello, visita Preferencias de cookies, tal y como se describe en el Aviso de cookies. Para obtener más información sobre cómo y para qué fines Amazon utiliza la información personal (como el historial de pedidos de Amazon Store), visita nuestro Aviso de privacidad.

Personalizar cookies

Opinión del cliente

TOP 500 COMENTARISTAS
Revisado en España el 11 de enero de 2019
La verdad que van con nosotros a todas partes. Al ser de plástico no sólo son aptas para la piscina sino que son más resistentes y duran más. Se entretienen mucho y cuando ya controlan la dinámica hacen que su pequeño cerebro eche humo, puesto que empiezan a pensar deprisa y el juego se hace muy entretenido y rápido.
La durabilidad de las cartas es mucho más larga siendo de plástico, puesto que de tanto trajín las normales se acaban doblando, borrando o a levantándose por las esquinas.
En resumen, juego de cartas obligatorio que les aparta de tanta electrónica, fomenta el juego compartido y les hace pensar en estrategias. Tengan o no ya las cartas seguro que ya saben jugar al Uno.
Un clásico de la diversión sana de hoy en día
Imagen del cliente
5,0 de 5 estrellas ¡Chúpate dos! 😂
Revisado en España el 11 de enero de 2019
La verdad que van con nosotros a todas partes. Al ser de plástico no sólo son aptas para la piscina sino que son más resistentes y duran más. Se entretienen mucho y cuando ya controlan la dinámica hacen que su pequeño cerebro eche humo, puesto que empiezan a pensar deprisa y el juego se hace muy entretenido y rápido.
La durabilidad de las cartas es mucho más larga siendo de plástico, puesto que de tanto trajín las normales se acaban doblando, borrando o a levantándose por las esquinas.
En resumen, juego de cartas obligatorio que les aparta de tanta electrónica, fomenta el juego compartido y les hace pensar en estrategias. Tengan o no ya las cartas seguro que ya saben jugar al Uno.
Un clásico de la diversión sana de hoy en día
Imágenes de esta reseña
Imagen del cliente
Imagen del cliente
A 52 personas les ha parecido esto útil
Informar de un abuso Permalink