Selecciona Tus Preferencias de Cookies

Utilizamos cookies y herramientas similares que son necesarias para permitirte realizar compras, mejorar tu experiencia de compra y prestar nuestros servicios, como se detalla en nuestro Aviso de cookies. También utilizamos estas cookies para comprender cómo los clientes usan nuestros servicios (por ejemplo, midiendo las visitas al sitio) para que podamos realizar mejoras.

Si estás de acuerdo, también usaremos cookies para complementar tu experiencia de compra, como se describe en nuestro Aviso de cookies. Esto incluye el uso de cookies de terceros con el fin de mostrar y medir anuncios basados en intereses. Haz clic en "Personalizar cookies" para rechazar estas cookies, realizar elecciones más detalladas u obtener más información.

Personalizar cookies

Opinión del cliente

Revisado en España el 17 de junio de 2020
Llevaba tiempo siguiendo este producto y cuando bajó de precio, por 860€ (modelo i5, 8gb y 128SSD), no lo dudé. Necesitaba cambiar mi portátil (7+ años) para poder teletrabajar en condiciones, además, el hecho de ser táctil le añadía un plus. Por diversos motivos me ha durado poco más de un mes, pero primero dejaré constancia de los puntos positivos y después hablaré de los negativos y los que me han hecho devolverlo. Aviso, se avecina tocho.

A nivel visual es un portátil muy bonito, unibody, plateado, el tejido Alcántara le da un toque distinguido y es agradable al tacto. La pantalla tiene una calidad excelente, buena resolución y brillo; el sonido es espectacular (los altavoces están ocultos bajo el tejido Alcántara, pero se oyen de maravilla); el teclado deja unas buenas sensaciones al pulsar las teclas, tienen poco recorrido; el trackpad es también excelente, amplio y muy sensible. Encima lo fabrica la propia Microsoft, nada de bloatware preinstalado y que te ralentiza el equipo. La batería dura bastante y, además, viene con carga rápida (si el equipo está apagado) y se nota al cargarlo.

Quiero destacar también tres cosas que pueden parecer anecdóticas, pero que me han resultado muy útiles, a saber: el teclado retroiluminado, de tres niveles, si lo dejas activado y no escribes por un rato, el equipo lo detecta y lo apaga automáticamente, pero cuando pulsas una tecla se vuelve a encender solo; el cargador es imantado, por lo que no te tienes que pelear con el puerto de carga, porque se conecta casi solo; y por último el sistema de reconocimiento facial para iniciar sesión, en menos de 10 segundos desde que enciendes el equipo ya estás dentro del escritorio.

Ahora bien, todo esto suena estupendo y lo es, pero hay otras muchas cosas negativas que han inclinado la balanza y que me han hecho devolverlo. No sé si mi unidad era defectuosa, pero voy a comentar también algunas incidencias que me parecieron muy alarmantes para un ordenador de casi 1000€ (y más sin descuento) y con la calidad que se le presupone.

Empecemos por los puertos, uno propietario para cargarlo, un Jack de 3,5, un USB-A y un USB-C, ya está. En mi caso, aún no tengo discos duros ni unidades externas con USB-C, lo que hacía que este puerto fuera totalmente inútil. Vale, los adaptadores valen cuatro duros y puedes comprar un Hub para tener varios puertos más, pero no se trata de eso, se trata de que estoy pagando casi 1000€ por algo que encima, por necesidad, me va a hacer comprarme otros trastos, ocupando sitio en la mesa e incrementando el gasto. Es como si me compro un coche y lo venden con tres ruedas, aunque ande, necesito una cuarta y me toca pagarla. Además, este puerto no es Thunderbolt, olvídate de enchufarle una gráfica externa si quieres jugar.
Al tener un solo puerto USB-C, si quería conectar mi ratón inalámbrico con adaptador, me quedaba sin puertos, por lo que volvemos al bucle de tener que comprar un Hub para poder conectar más cosas. De acuerdo, el USB-C es el futuro, pero al menos un puerto USB-A más no hubiera venido mal (al menos este es mejor que el Macbook Air, que solo lleva USB-C). Al final acabé comprando un ratón bluetooth también de Microsoft (el Arc Mouse) para hacer un equipo "cuqui". Aquí viene el segundo problema.

Desconozco por qué, pero el bluetooth del equipo fallaba, al conectar el Arc Mouse, este se desconectaba cada dos por tres. Rebusqué soluciones, lo volví a emparejar, instalé el software de Microsoft, actualicé el controlador y nada, seguía fallando. Incluso un día, sin venir a cuento, me desapareció el controlador del bluetooth, por arte de magia, encendí el equipo y no estaba, así que me tocó volver a instalarlo. Todo esto en menos de un mes desde su compra. Huelga decir que probé el ratón en otros dispositivos y no daba ni un problema.

He mencionado que el inicio de sesión con reconocimiento facial es muy rápido y me gustó mucho... hasta que falló, porque en el tiempo que lo he tenido me ha fallado tres veces, no se conectaba la cámara. Incluso al intentar hacer una llamada por Skype la cámara no respondía y no se activaba. Ante estos fallos, decidí hacer un reseteo de fábrica para ver si se solucionaba, insisto con un mes de uso.

Tras el reseteo, todo parecía ir bien, pero al poco tiempo el bluetooth volvió a fallar y, para colmo, al poner un vídeo en Youtube a pantalla completa, si movía el ratón me aparecía una línea horizontal negra en mitad de la pantalla. Solo pasaba en Youtube y solo a pantalla completa cuando movía el ratón. Es aquí cuando decidí, a mi pesar, devolverlo y optar por otro equipo. Como necesitaba uno urgentemente para trabajar, encontré una oferta en otra cadena, por 100€ más el otro equipo me daba un procesador superior, el doble de RAM (DDR3, eso sí), el cuádruple de almacenamiento, una Gráfica dedicada de 2GB y lector de huellas, que me parece mucho mejor que el reconocimiento facial. Comparé los dos equipos (tenía la idea de pedir una sustitución por otra Surface) y me decidí a quedarme con el otro y pedir un reembolso a Amazon.

Usando este otro pc me di cuenta de varias cosas que ponen en duda, al menos para mí, el concepto de "equipo premium": El tejido Alcántara es muy bonito pero se lleva un 0 en practicidad, me pasaba más tiempo poniendo las manos en posturas extrañas para evitar mancharlo que en escribir cómodamente (sí, tengo un pequeño TOC con las manchas). Supongo que esto no pase con el modelo de 256gb, el que es negro metálico (y que me parece mucho más bonito), ahí no tienes miedo de ensuciarlo, encima con el calor veraniego no me quiero imaginar los chorretones de sudor que le habrían caído encima (sufro de hiperhidrosis palmar, todo ventajas).

La pantalla, mucha resolución y brillo, pero me servía también de espejo para peinarme, encendida o apagada, se podía usar hasta de retrovisor en el coche.
El almacenamiento, 128gb, con la instalación de Windows, se quedan en 77. Si no tienes películas, música, etc. va bien, pero estás continuamente pensando en no quedarte sin espacio.
Las grabaciones de audio son buenas, pero las comparé con las que hice en el otro equipo que adquirí y en la Surface suenan algo metálicas.
Por último, el cargador. Es verdad que el ser imantado es un punto positivo pero, al menos en mi caso, no cambiaba de color cuando la batería estaba completa. Señores de Microsoft, tengo un Chromebook de 100€ que hace eso, no me fastidien. Por cierto que ese mismo Chromebook incluye un velcro para que los cables no anden sueltos.

Conclusión: Mi unidad era defectuosa, porque si no, no me explico los fallos que daba, en sí es un buen equipo, pero es cierto que por su precio hay cosas infinitamente mejores, pagas marca y diseño, pero el diseño no te ayuda en el día a día, había ocasiones en las que este Surface más que facilitarme las cosas, me las complicaba.
No veo todavía claro que en estos equipos se recorte tanto en conectividad, con un solo USB-A más bastaba. Esperemos a que las próximas generaciones pulan estos aspectos.
Si eres un usuario normal, no juegas ni haces cosas potentes con el ordenador, sí te recomiendo este equipo, pesa poco y, salvo casos como el mío, funciona bien y rápido, encima la carga rápida viene muy bien. Recomiendo, eso sí, el modelo con 256gb de almacenamiento, para estar tranquilo. El problema es que el precio, al menos a mi parecer, se eleva mucho.

Creo que no me dejo nada en el tintero. Gracias por leer mi reseña y disculpas por el tocho.

PD: la pantalla táctil la usé dos veces, con un lápiz de esos de punta redonda para no dejar todos los dedazos. Con lo grande que es el trackpad, podían haber incluido un lector de huellas. Como siempre, un 10 a Amazon en cuanto al tema de las devoluciones, ha tardado un poco pero todo ha ido sobre ruedas.
A 7 personas les ha parecido esto útil
Informar de un abuso Permalink

Detalles del producto

4,1 de 5 estrellas
4,1 de 5
44 valoraciones globales