Selecciona Tus Preferencias de Cookies

Utilizamos cookies y herramientas similares para mejorar tu experiencia de compra, prestar nuestros servicios, entender cómo los utilizas para poder mejorarlos, y para mostrarte anuncios, incluidos anuncios basados en tus intereses. Terceros autorizados también utilizan estas herramientas en relación con los anuncios que mostramos. Si no quieres aceptar todas las cookies o quieres saber más acerca de cómo usamos las cookies, haz clic en "Personalizar cookies".

Personalizar cookies

Opinión del cliente

Revisado en España el 2 de agosto de 2019
El punto débil de las TV led es el audio. Mi Sony KD65XG9505 no es una excepción. El problema se agrava con las plataformas de streaming. Por ejemplo, el audio de HBO es pésimo, obligándome a subir el volumen hasta el 85 % del máximo, y a pesar de ello tener problemas para entender algunos diálogos. No quería realizar una gran inversión pero aspiraba a poder disfrutar de un sonido más acorde con las características de una gran imagen. Es en este contexto, y viendo las excelentes opiniones, que me decidí por esta barra de sonido. No me ha defraudado. Por un precio más que razonable, he resuelto las carencias del sonido nativo de mi TV. No es únicamente una cuestión de “potencia en vatios” sino de la calidad del sonido (gama de frecuencias captadas, claridad de diálogos, presencia, etc.). Inicialmente, conecté la barra a través de la salida óptica de audio de la TV. Con esta opción, el audio de la TV queda anulado y el control de volumen debe realizarse a través del mando a distancia de la barra. Sonido impecable pero…la potencia…no me convencía. Partamos de la base de que la salida óptica de audio nos proporciona una señal “plana”. Es decir, una señal con un nivel fijo (independiente del ajuste de volumen del TV), y que debe ser amplificada. Conectando a la salida óptica, si quería escuchar con un nivel de volumen “cañero”, me faltaba más potencia de la barra: todo y estar en el volumen máximo, se quedaba corta. La solución ha sido conectar la barra a la salida de auriculares de la TV, a través de la entrada “Line in”. De este modo, el audio de la TV queda silenciado y puedo controlar el volumen del audio con el mando a distancia del TV. Resultado: Sonido claro, graves con cuerpo y potencia más que suficiente. El volumen de la barra está ajustado al máximo pero el del TV es el que decide el nivel final. Para emisiones normales no paso de un 25 %. En situaciones difíciles, llego a un 35/40% del volumen del TV. En cuanto a los 4 tipos de ecualización que se pueden seleccionar en la barra, utilizo siempre el general. Una barra con una relación calidad/precio inigualable.
A 249 personas les ha parecido esto útil
Informar de un abuso Permalink

Detalles del producto

0,0 de 5 estrellas
0 de 5
0 valoraciones globales
5 estrellas (0%) 0%
4 estrellas (0%) 0%
3 estrellas (0%) 0%
2 estrellas (0%) 0%
1 estrella (0%) 0%